AFRICA,  Marrakech,  Viajes

12 IMPRESCINDIBLES QUE HACER EN MARRAKECH

Marrakech es sin duda, uno de los destinos más distintos que hemos visitado. Tiene una cultura diferente, unas costumbres asombrosas, una ciudad preciosa y además muchas cosas que hacer a parte de visitar sus imprescindibles. Es un destino espectacular que no deja indiferente a nadie. Su exotismo hace que sea maravilloso.

Os dejo el post anterior sobre de la organización de nuestro viaje por si es de ayuda.

DSC_0303.JPG

Ahora bien, hay cosas que solo se pueden hacer en Marrakech y harán que os acerquéis un poco más a la cultura del país. Os las enseñamos:

1. 💅Tatto de henna

Los tattos de henna forman parte de la cultura de Marruecos. Normalmente las mujeres se los hacen en ocasiones especiales como fiestas, bodas, celebraciones,… Es bonito hacerte uno como recuerdo de tu viaje a Marrakech.

Encontraréis por toda la ciudad puestos callejeros con mujeres que ofrecerán haceros un tatoo de henna. Insistirán a más no poder para que acabéis en uno de sus puestos pero vigilar dónde os lo hacéis. En los puestos de los sitios más turísticos os intentaran estafar para que paguéis más, además que la henna quizás no sea del todo buena y tenga componentes que puedan dañar la piel. También puede que en vez de un diseño típico os hagan cualquier turistada, así que fijaros bien y alejaros un poco del centro. Aunque si queréis ir a lo seguro, podéis ir a Henna Cafe Marrakech.

Se trata de un local experimentado y donde usan materiales buenos. Personalmente, no lo hemos visitado pero tiene muy buenas referencias. El tatuaje debería durar entre 1 y 3 semanas.

2. 🛍 Perderte por los zocos

Imprescindible. Una vez entras en los zocos, aunque no quieras perderte, te pierdes. Son muchas callejuelas estrechas, con miles de tenderetes y millones de productos. Te quedas embobado ante tanta variedad y acabas dando mil vueltas y perdiéndote por ese laberinto. Aún así, es muy chulo dejarte llevar por estos mercados y adentrarte de cerca en su cultura.

Hay varios zocos, el de piel, el de metal, el de ropa, el de especies,… dejaros llevar para ir viéndolos todos.

DSC_0481.JPG

3. 🐪 Ir en camello

No soy muy partidaria pero si creo que es una buena experiencia ir en camello, al menos una vez en tu vida. Hay varios lugares donde ofrecen esta excursión. Hay camellos que están en mejores condiciones que otros, mirad un poco la situación y si veis que están bien cuidados, dad un paseo. Es una experiencia única que seguro os sacara más de una sonrisa, sobretodo al subir y bajar del camello.

Subir a camello

4. 💰 Regatear en alguna tienda

Si nos preguntaran cual es el país en el que más hemos tenido que regatear… sin duda Marrakech. Al principio nos daba apuro y luego para casi todo (excepto restaurantes) usamos el arte del regateo.

En cuanto te paras en una tienda a mirar, se acerca el dueño para intentar venderte algo; si dices que no, te baja el precio y así hasta que acabas comprando.

Normalmente, sobretodo en los souvenirs, puedes bajar un poco el precio pero sin pasarte porque sino los ofenderás. Puedes regatear incluso en excursiones que te vendan por la calle, taxis, traslados, paseo en camello, comida en puestos callejeros,… Ellos ya suben el precio para que al regatear quede el precio bueno.

DSC_0117.JPG

5. 🏺 Subir a alguna terraza de la plaza Jema el Fna para comer o tomar algo y disfrutar de sus vistas

Las vistas son fascinantes, te quedas embobado viendo toda la actividad de la plaza, tanto de día, como de noche. Al atarceder es la mejor hora, eso si, ir temprano para coger sitio.

DSC_0536.JPG

6. 🕌 Alojarte en un Riad

Es la mejor manera de adentrarte en la cultura árabe. ¿Sabéis que son los Riads? Son las casas típicas de allí y no se parecen absolutamente en nada a un hotel convencional, son muchísimo mejor. La hospitalidad de los dueños es increíble: te ofrecen té a todas horas, te preparan unos desayunos riquísimos,… Además toda la estructura del Riad es chulísima, con sus puertas, su decoración típica, el patio central, sus azulejos,… todo es increíble. Me cuesta un poco describir esas sensación porque solo la tuve en ese país, tendréis que visitarlo 🙂

DSC_0350.JPG

7. 💼 Comprar algo de piel y pedir que te lo quemen para ver que es de verdad

Uno de los productos estrella de Marrakech es la piel. Solamente al entrar en los zocos todo el mundo te intenta vender sus productos. Algunos te intentan engañar y otros no.

Nosotros buscábamos una mochila de piel y en uno de los puestos, el señor sacó un mechero y lo encendió encima de la mochila, sorprendentemente no ardió. Con este gesto quería demostrar que esa piel era buena. Quizás ya lo sabíais, pero yo no, y podéis imaginaros mi cara pánico de: ¡¡NOOO, que lo vas a quemar!! Finalmente, me compré la mochila y a día de hoy aún me dura en perfecto estado (hace ya 5 años que la compré).

DSC_0541.JPG

8. 🍵 Probar el té y las pastas de Marruecos

Ir a un salón de té es visita obligatoria. Encontraréis mil y un lugares, evitar los sitios turísticos. Sus pastas están riquísimas y el té más de lo mismo. En los tenderetes venden mil especias distintas que te podrás llevar a casa. Es un buen recuerdo de Marrakech.

DSC_0193.JPG

9. 👚 Probarte un vestido y unas zapatillas típicas 

Hay miles de puestos en los zocos donde encontraréis las típicas babuchas (zapatos típicos de allí) y los caftan (el típico vestido largo). A veces, los vendedores os animarán a entrar y a probarlos, pero os recomiendo que ya que os dan la libertad de hacerlo, luego compréis alguna cosa porque sino aveces se enfadan.

DSC_0143

10. Ir a un Hammam

Otra estrella de Marrakech son los hammams (baños árabes). Después de caminar por todos los zocos, un poco de relajación no va nada mal y menos si te hacen un masaje típico árabe. Darte un baño en las aguas termales es un gustazo y más en el lugar de donde son originarios.

11.  Hacerte una foto en una puerta típica árabe

Marrakech está lleno de puertas preciosas. Su forma, sus colores y sus detalles hacen que sean especiales. A nosotros nos enamoraron.

DSC_0873

12. 🏜 Cenar en la plaza Jamaa el Fna

En plena noche, la plaza central de Marrakech se transforma y se montan decenas de puestos de comida local. Se forma un ambiente digno de una buena fiesta marroquí.

Podréis pensar que es un poco arriesgado porque al fin y al cabo se trata de comida en puestos callejeros. Solamente se tiene que ir con cuidado. Nosotros comimos algún día (tampoco os recomendamos hacer todas las comidas) y la verdad que todo estaba buenísimo y no tuvimos ningún problema. No comáis comida cruda, ni experimentéis con alimentos demasiado exóticos porque os puede jugar una mala pasada. Si sois delicados de la barriga, os recomiendo no comer porque son comidas con muchas especies y puede que sean un poco fuerte. El ambiente es increíble y es obligatorio visitarlo.

Plaza jemaa el fna

Espero que os haya animado a ir y a disfrutar de esta magnifica cultura y esta ciudad tan especial. De entrada, quizás parezca un poco chocante pero a lo largo de los días, te acostumbras y empiezas a disfrutar realmente.

En la próxima entrada de Marrakech, os enseñaré qué lugares visitar porque, la verdad, también son espectaculares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *